31 de mayo de 2018 | Nateevo | Estrategia, Marketing

Marketing es la capacidad que tenemos las empresas en influir en los clientes/ consumidores.

Como profesionales de marketing, sabemos que las diferentes maneras que tenemos a la hora de poder influir en el cliente/consumidor son muchísimas más, teniendo sobre todo en cuenta el nuevo ecosistema digital que ha explotado estos últimos 10 años.

A la gran mayoría de las empresas ya no les vale sólo un magnífico plan de medios en TV, prensa, radio, exterior y una buena posición en el lineal. Todos estos medios siguen siendo importantes… pero no es suficiente y muchos de ellos se están reinventando.

¿Alguien duda que ha cambiado enormemente nuestra manera de consumir la televisión?

El nivel de interacciones que tienen los usuarios con nuestras marcas es actualmente mucho más amplio y variado. Además, hay estudios que demuestran que el nivel de interacciones digitales aumenta a niveles de dos dígitos.

Es importante que cuando reflexionemos en marketing y la capacidad que tenemos en influir en nuestros consumidores, lo primero de todo pensemos en nosotros mismos y en el proceso de compra que tenemos como clientes.

Cómo ha variado la manera en la que tomamos nuestras decisiones de compra

El proceso en la decisión de compra se puede estructurar en:

  • Cuando vamos a comprar, normalmente lo primero que hacemos como consumidores es buscar en Google. Por lo tanto, cualquier empresa tendrá que trabajar bien en mayor o menor medida tanto las búsquedas orgánicas (SEO) como las campañas de pago en Google (SEM).
  • ¿Qué podemos hacer después? Nos metemos en la web del cliente. No hay duda de que tener una web bien diseñada, y una buena experiencia de usuario UX sin fugas es fundamental para el éxito de cualquier marca…
  • ¿Influye en nuestras decisiones que nos impacten después de haber estado en su web en nuestro Facebook o con publicidad en otras webs? Puede haber distintos criterios, pero retargetting o facebook audience son herramientas que ayudan a mejorar la conversión.
  • ¿Y por qué no preguntar a algún conocido/ amigo o persona que haya estado en la misma situación que yo a través de las redes sociales? No hay duda de que las redes sociales Facebook, twitter, Instagram, linkedin influyen todos los días en las decisiones que podemos tomar y además, son un canal más de atención al cliente.
  • No sólo preguntamos a nuestros amigos, también buscaremos reviews que comenten sobre el producto que estamos decidiendo comprar/ comparar. Los consumidores nos fiamos cada vez más de las opiniones entre iguales que de las de expertos y por eso las marcas tienen que trabajar en la excelencia para que estas reviews, cruciales en la decisión final del consumidor, sean lo mejor posible (como mínimo por encima de 3,9 sobre 5 estrellas).
  • Venga, nos decidimos a comprar. ¿En una tienda física u online? Las marcas tienen que cuidar el posicionamiento en todos y cada uno de los diferentes canales de venta off y on y trabajar con criterio estratégico la omnicanalidad.
  • Y una vez que hemos comprado… Algunas empresas saben cómo tratarnos después de realizar la compra. ¿Saben las marcas gestionar su CRM? ¿Tienen la tecnología suficiente como para tener una visión única del cliente? ¿Cuentan con personas internas o externas con capacidad para afrontar un proyecto de ese tipo?
  • Y a veces algunas empresas son capaces de anticiparse a nuestros comportamientos, a lo que realmente vamos a necesitar. Esto no es ciencia ficción, se llama marketing predictivo.

En resumen, bienvenidos al marketing de Google. Al marketing de Spotify y de Netflix. Bienvenidos al marketing de los datos. Al marketing de las funciones matemáticas. Al marketing de la predicción… En definitiva, bienvenidos al marketing del S XXI.

 

Pablo de Echanove Pasquín

Head of Marketing & Business Development, Nateevo Madrid

 

compartir

Más entradas